La puta Perfecta

En un futuro no muy lejano.

 

En un futuro no muy lejano …

En un país periférico, sub-desarrollado y de escaso o nulo poder bélico …

Para contrarrestar este escaso o nulo poder bélico, altas esferas de la inteligencia y estrategia militar, tuvieron una idea, que fue consensuada con la presidencia del país.

Un buen día, el gobierno sacó un Decreto que decía algo así como:

“Artículo 1 – La niña que nazca con el nro. de documento 50.000.000 será tomada por el Estado Nacional como objeto de su plena propiedad para ser entrenada en todas las artes sexuales a partir de que cumpliere sus 18 años.

Artículo 2 – El Estado Nacional se hará cargo de todos los gastos que demande la crianza de la niña, pagará sus estudios y al cumplir ella 30 años le será depositado en una cuenta bancaria abierta en el Banco Oficial de la República un importe de 100 millones de euros y será liberada de seguir prestando servicios al Estado.

Artículo 3 – De ser varón aquel que naciera y le correspondiere el nro. de documento mencionado en el artículo primero del presente decreto se tomará a la próxima niña naciente a partir de ese nro.

Artículo 4 – Una vez entrenada en todas las artes sexuales y convertida en “la puta perfecta” a la edad de 23 años se la clonará miles o millones de veces según sea necesario para armar el Ejército Sexual Patriótico Femenino. Entidad que tendrá por objetivo poner a este país entre los grandes países del mundo como alguna vez lo fue.

Artículo 5 – Archívese, publíquese, comuníquese, infórmese al Registro Oficial de la Nación”.

Dio la casualidad que la niña cuyo documento tenía el nro.

50.000.001era mujer y

dio la casualidad que era hermosa.

La infancia de esta chica fue muy aburrida. No hay mucho que contar allí. Ya que transcurrió en un instituto de educación pupilo. No hay mucho que contar acerca de los primeros 18 años de existencia de la ciudadana del país nro. 50.000.001 ya que fue bastante normal y monótona, aunque siempre se la educó haciéndole saber que el gran día para ella sería cuando cumpliera sus 18 años. Que estaba hecha para un gran destino. Que serviría al país como nadie lo hizo antes y que sería recordada por siempre y que incluso quedaría en los libros de historia para toda la eternidad. Ella no sabía ni entendía bien porqué. Asentía cuando le decían esto. Pero no se veía como alguien tan importante, tan valiosa. Su nombre, era Julieta.

Una vez que cumplió la mayoría de edad, es decir los 18 años, comenzó su entrenamiento. Sexual entrenamiento. Intenso. Que la llevarían a conocer todos todos los más placenteros y perversos secretos del amor.

El Entrenamiento 18 – 22 años: Su entrenamiento estaba programado para durar hasta sus 22 años, dado que como estaba previsto, una vez que cumpliera los 23 sería clonada. Y ahí su propósito estaría cumplido. Sería una persona libre y podría abandonar el instituto de entrenamiento sexual.

De a poco fue pasando el tiempo, un día tras otro, y de golpe, los 5 años de entrenamiento sexual habían concluido. En él hizo de todo, sexo vaginal, anal, oral, con gente del sexo opuesto, del propio, gang bangs, orgías, de todo. Hizo todo lo humana e inhumanente posible en materia de sexo. Podríamos decir que era ahora una experta en sexo. Con lo cual se podría pasar a la siguiente fase.

Cuando un gobierno inaugura un hospital o una escuela se hace una gran ceremonia. Esto no iba a ser la excepción. O sea que esto dio lugar a la Exhibición en casa de gobierno.

Fue en el salón dorado de la casa de gobierno. En el que La Presidenta exhibió el nuevo ejemplar y anuncio esta nueva medida política del gobierno entre los aplausos de los alcahuetes de turno.

La chica fue clonada tal cual estaba previsto, y se armó un ejército de soldadas sexuales entrenadas en todas las técnicas del amor.

Al tiempo los medios de prensa comenzaron a reflexionar sobre esto y comenzó a instalar en la opinión pública el tema de si esto era legítimo o no. Si estaba bien o si era sumamente condenable. Si las clones eran humanas o simplemente máquinas sexuales sin sentimientos ni emociones.

Las opiniones eran divididas. Como en todo país había medios alcahuetes del gobierno y medios netamente opositores. En la opinión pública la cosa era aún más dividida aún y la multiplicidad de opiniones total. Pero más de un hombre pensaba: “Sabés que lindo tener una de esas putitas divinas 100 % a mi servicio. Yo me haría un clon para mí y lo tendría en mi pieza”. Pero no se podía, eran solo para fines militares.

Los científicos decían que las mentes de las clones se habían manipulado genéticamente para que no tuvieran la totalidad de los sentimientos de los seres humanos. Con lo cual podrían llevar a cabo su misión sin sufrir de otras miserias y no reflexionar ni sufrir por su misión como ejército sexual. Pero que quedaba para la chica clonada. Para la original. Ella si era de carne y hueso. Era completamente humana. Pocos medios tuvieron acceso a ella y eso no era frecuente. Además las entrevistas de una forma u otra estaban vigiladas por los servicios secretos del gobierno con lo cual nunca se supo si sus respuestas eran sinceras o reflejo de las presiones a las que podría estar eventualmente sometida. Básicamente sus respuestas se resumían en la idea de: -“Estoy contenta de poder servir a mi país”. Pero tal respuesta podía ser producto a un lavado mental ocasionando por el entrenamiento de corte cuasi militar al que estuvo sometida desde muy niña.

Las misiones del ejércitos de mujeres fueron sumamente exitosas. Se recuperaron territorios perdidos (unas islas que estaban x el sur, y que fueron tomadas x un país de Europa), y hubo numerosas exitosas misiones de infiltración, que le proveyeran a la inteligencia militar de información de suma utilidad. Sin embargo, por suerte el país no entró en guerra abierta con ningún otro.

Como balance, podemos decir que el proyecto fracasó. Bah, eso depende como se mirará. El país se superpobló de mujeres hermosas e intensamente entrenadas sexualmente. Además habida cuenta del fracaso. La mayoría de los clones terminaron siendo prostitutas high class dado que era lo único que sabían hacer. Y eso, seguramente benefició a muchos hombres, dado que a mayor oferta, e igualdad en la demanda, bajan los precios.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s