Ganas tuya igual que la mía

Desearía hoy tenerte aquí disfrutando de todo momento posible para amarnos, sentirnos, gozarnos, de respirar tu aire y dejarme llevar por todas esas cosas que sólo los amantes saben, ser esa mujer de la vida que desvistes a tu ritmo aquella a la que no le importa si mañana vuelves, que sabe de dar y sentir Si, en la cama quiero ser eso y más, pero me conformo con que no olvides mi cuerpo y no saques mi piel de la tuya…

Entre nosotros no hay historia, si acaso cada uno vive la vida por su lado, pero no me importa por ahora, sólo me preocupa hacerte feliz y terminar los días con tu cuerpo en mi cama, retozando de placer, saboreando cada parte de ti desquiciadamente. Me excitas, provocas en mí reacciones violentas, inusitadas, que francamente no me reconozco, preciso de sentirme sometida, poseida por ti, que mi cuerpo ceda ante tus caricias a esa forma de penetrarme tan fuerte y desenfrenada que no me deja ni respirar y me quita el aliento cada vez quiero más y más, deseo otra noche como la de ayer…

Si, otra noche en la que apenas entras por esa puerta, me ves completamente desnuda, esperándote sobre la mesa del comedor, esa donde tantas veces me has hecho tuya y yo he gritado de placer. Me gusta esperarte así porque mi cuerpo te vuelve loco. Me levantas en tus brazos mientras yo disimuladamente dejo un beso pintado en tu camisa, me encanta tu fuerza, cómo presionas mi cuerpo con el tuyo, los mordiscos que dejas en las nalgas mia, mi oreja, me gusta sentir tu aliento, tu lengua en mi oreja, sentir cómo tus labios se apoderan de los míos, tu lengua jugando con la mía mientras te la muerdo despacio, me adueño de tu boca completita

Me excito de sólo besarte, me gusta quitar tu corbata mientras tú me llevas al cuarto en tus brazos. Ya en mi habitación, termino de quitarte la ropa, la camisa primero; qué cuerpo caray si estas como quieres, ese pecho, esa espalda que lleva mis huellas si que te molestas cuando te araño, pero ya sabes que me encanta hacerlo, que mientras más placer me brindas, más se ajustan mis uñas en ella, qué puedo hacer, si en ese momento mis ganas pueden más que otra cosa.

No dejas que llegue al pantalón, me detienes besando mis tetas, embriagándome de placer, tu lengua sabe muy bien lo que hace ufffff Es deliciosa la forma que recorres parte de mi cuerpo con ella, mientras tu mano me coge del cabello y me pides que te diga lo que quiero de ti, ríes maliciosamente…..Vamos, ¿quién es tu hombre? Di mi nombre, grita que te excito, que te mueres por mí. Que no necesitas de alguien más que todo tu cuerpo es sólo mío, dilo….

Sabes muy bien que así es, que en la cama me entrego por completo y que tú eres mi hombre, que haces de mí lo que yo hago de ti, que necesito de tu fuerza. Te saco el pantalón, ya no resisto más, ese boxer que guarda lo que más quiero todavía no cae al suelo. Antes te siento en la silla y me acomodo sobre ti de manera que mi culo queda sobre tu pene, qué rico sentirlo calientito, me gusta mucho acomodarme sobre él así puedo sentir cómo se agranda. Me coges de las caderas, me atraes más hacia ti…Con tus manos acaricias mis tetas en forma circular, despacio, muy despacio, mientras con tus labios mordisqueas mi espalda haciéndome gritar de placer, cuánto me excitas…Pasas tu lengua por mis hombros, mi cuello, masajeas mi vientre llevando una de tus manos a mi ombligo mientras yo sentada sobre ti, ya estoy a punto…yaaa…mmmm que placer…..

 
¡Así!, uhmmm  qué rico  uhmmm, cómo me gustas, no sabes cuánto te deseo. Me volteo  asuuu qué pene mi vida!, me invita a saborearlo, sería muy malo dejarlo con las ganas, así que no me queda más que llevármelo a la boca, uhmmm qué delicia apenas si cabe en ella, mi lengua la pone más dura aún. Se nota que estas gozando, tu mirada perdida en lo alto de la habitación me lo dice, tallar tu pene con mis dientes y es como si supiera quien lo hace feliz, se deja hacer de todo, lo chupo hasta más no poder mientras golpeas tu pene como si me penetraras fuerte…

Resisto lo más que puedo, primero para un lado, luego para el otro; dale, dale más fuerte más fuerte, destrózame la boca, asiiiii Lo sacas y mi lengua ahora juega con tus bolas, me las paso una por una hasta que atrapo una con mis labios, ufffff luego la otra, eso te pone a mil, entonces me pides hacer la 69, no me hago de rogar, nos acomodamos en la cama en la posición perfecta y hacemos lo que nos da la gana uno con el otro…Mi cuerpo se estremece con cada roce, con cada ida y venida de lengua, mi vagina hambrienta de ti, deja salir su calor dando muestra de que falta poco, muy poco, para que explote de placer, mientras me llevo tu pene a la boca y empiezas a bombear. Mis manos en tus nalgas ayudan a controlar el movimiento que cada vez es más fuerte, mientras te comes mi vagina. Estoy a punto de venirme, tus gritos anunciando que te correrás me excitan más, entonces abres bien mis piernas y te das gusto conmigo haciéndome gritar de placer…

Tu pene dentro de mi boca no deja de moverse, tus gritos me descontrolan y hacen que succione con fuerza tu pene, quiero beberme toda tu leche, atraparlo y no dejarlo salir hasta que a mi me dé la gana. Sigo chupándotela hasta dejarte exhausto, nos recostamos un rato en la cama, mientras te tomas un descanso… Es verdaderamente exquisito ¿ves qué rico?…Tu verga me aloca, tu fuerza me excita, tu manera de cogerme es tan desenfrenada que desboca todos mis sentidos.

 
De nuevo empiezo a besarte apacionadamente,,,  Separo un poco mis piernas, tienes el frente listo para atacar, mi defensa está preparada y es cuando frotas tu verga en mi culo, despacio, te detienes, ahora golpeas, uffffff.. Metes un dedo en mi concha buscando mi clítoris, está durito, te llevas el dedo a la boca, te encanta mi sabor….Vas penetrándome despacio hasta que logras metérmela toda. Despacio, poco a poco, vas aumentado el ritmo de tus embestidas hasta lograr sacudirme con tus movimientos. Me coges de las caderas, esta posición te gusta mucho porque gozas visualmente de mi culo, ahora soy yo quien se mueve, me das de nalgadas, de cuando en cuando ajusto tu pene logrando sacarte gemidos de placer  me estas matando pero quiero más, sigues golpeando tu pene en mi interior  ohhhh, ahhhhh, ufffffff….

Estoy tan excitada, estoy a punto de explotar de placer, quiero que me des por el culo. Colocas un poco de lubricante, con uno de tus dedos preparas el camino  ayyyy qué rico y me penetras. Qué sensación, a pesar de tener una verga prominente, aguanto….La sacas un poco, luego la vuelves a meter, ahhhhh  esa fricción es riquísima, no aguantas mucho y me coges fuerte de los hombros, clara señal que estas por venirte, yo ya no puedo más y casi simultáneamente llegamos al orgasmo. Cayendo sobre mí, besándome la parte central de mi espalda, logras sacarme un grito desesperado, sabes que es una parte muy vulnerable de mi anatomía, tus espasmos son muy fuertes, tanto como los míos, lo cuál quiere decir que ambos nos disfrutamos al máximo y por nuestras venas corre más que sangre. El cuerpo satisfecho quiere descanso, y aunque deberíamos hablar de nosotros, lo dejamos para otro día, por hoy sólo queremos dormir, no hacen falta palabras, lo nuestro sobrepasa todo lo establecido.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s