Esperando lista en la cama

Ella se metió en la cama, estaba ansiosa, caliente por sentir renacer la pasión del amor. Entonces presintió los pasos de su amante acercarse, lento pero seguro se paró en la entrada de la habitación y valoró la situación por unos intantes, con la mirada encendida por el deseo y una sonrisa de placer, prosiguió su camino hacia la cama, ella expiró un suspiro de satisfacción y un estiramiento de cuerpo ya estaba totalmente desnuda, con sus pechos duros, firmes y erectos , con los pezones erizados y contraídos, observando los movimientos lentos de su amante al quitarse los calzoncillos, sus miradas permanecieron fijas la una con la otra, con una sonrisa de deseo mutuo compartida, se metió en la cama ansioso por rozar la piel de su mujer, su olor, su sabor: ella suspirando con extrema tensión, le esperaba porque sabía que iba a satisfacer todos sus deseos .
.
Manuel al introducirse en la cama le dio un bezo en la oreja, ella le correspondió con un suspiro ya excitada. Un movimiento apenas perceptible y fue directo al sexo de ella, con una mano empezó a estimular la vagina , que al contacto lubricó un líquido cremoso para facilitar el contacto,con suaves movimientos con los dedos indice y corazón, saliendo y entrando, frotando el hueso púbico y buscando la rugosidad del punto G , que sabía que aparecería en breve. Mientras, con la otra mano estimulaba suavemente el clítoris con movimientos giratorios sobre él de vaiven , arriba y abajo.

Canela gemia y se retorcia, mientras sus caderas bailaban al compás de su excitación, en un suave oleaje de  movimientos circulares, apretones de muslos sobre aquellas manos que tan sabiamente la estaban elevando al climax mas intenso de placer que sólo Manuel sabía darle. El la elevó una de la pierna se situó a la entrada frotando su pene contra la raja de ambas nalgas, duras, fuertes y hermosas,mientras ella pasaba su propia lengua entre los labios, él agarrandoze de la caderas en posición inversa a lo natural, bombeando lentamente,gemia de un placer intenso, Manuel besaba su cuello, sus orejas y se excitaba enormemente con el friegue de su pene con aquella hermosura de mujer. La situación se prolongó 15 minutos, hasta que Canela le pidió que ya esta a punto, tal era su goce que sus caderas se rompian en el baile de su incipiente orgasmo.

Manuel sonrió socarronamente y la volteó,situandola en posición de misionero (posición de tornillo)le levantó ambas piernas y las estiró hacia atrás dejando su vagina en alto, la poseyó con ritmo y finura y ella clamó de gozo, duró apenas 6 minutos en los que él experimento un goce eterno…

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s